Wednesday, 6 February 2008

Last Night I dreamt that somebody loved me



Caminaba a lado de los circuitos turisticos tradicionales. No le gustaba la muchedumbre pero le daba miedo entrar sola en la selva. Había dejado atrás una marca en la almohada, una sonrisa cansada, unos cuantos eventos a borde de piletas siempre llenas, siempre vacias. Caminaba en el medio de las ruinas intentando esquivar la foto y el sol, los monos y los escalones, las lenguas que se cruzan en una Babel fuera de tempo. Fuera de lugar. Le habian dicho languidez, se habia puesto a buscar en el diccionario, habia aprendido frases que no servían para el viajero frecuente, ni para el impaciente de lujo. El tiempo corria sin prisa y la grieta entre muros de siglos pasados la relajaban mas de cualquier calor de verano. Entrar en casa demasiado grandes no habia sido nunca su pasion favorita. Baja la escalera de madera, se acerca a la cascada, se recoge el pelo lisio y rubio y mira el agua. El agua la mira y tiene cara dulce y mano tendida. El dia no termina y siempre hay tiempo para dejar de estar solos.

1 comment:

Daniel EnriqueZ said...

esa canción es demasiado buena de the smiths :D